¿Privatizar la Nasa?

El regreso a la Luna se va a retrasar hasta el 2015 por falta de presupuesto. Tal cual. Y es que la NASA ha sufrido un recorte de financiación federal bestial desde que el hombre llegó a la Luna y la gente se cansó de tanto módulo espacial y error técnico. Los contribuyentes, estrangulados por la creciente deuda nacional, no pueden sino decepcionarse ante las crecientes pérdidas por amor al arte. ¿Hay alguna manera de solucionar este agujero negro?

nasa logo

Sí: privatizando no sólo la NASA, sino también el espacio. Ciertamente en un par de eones tendremos, por necesidad, que escapar de nuestro querido planeta Tierra por medios aeroespaciales. ¿Y dónde viviremos? En otros planetas habitables, es posible. Y no nos quedará otra que llevar los derechos de propiedad a estrellas lejanas y asteroides del confin del Universo.

Hemos sacralizado el espacio exterior, dándole un tinte místico, cósmico monista, “que es de todos” (es decir, de nadie) pero al final nos chocaremos con la nefasta realidad de bruces: tendremos que trasladar nuestro sistema al resto del Cosmos a la fuerza. No queda otro refugio para la razón que su futura universalidad, quedarnos en el mismo terruño es bastante absurdo. Y cuando el sol explote, no te digo.

Sinceramente creo que sí es posible una investigación prolongada y sin beneficios aparentes por medios privados o voluntarios. Por ejemplo, el proyecto SETI@home usa los ordenadores de los aficionados que deseen colaborar en su intento de descifrar señales recibidas en el radiotelescopio de Arecibo, y vaya si es efectivo. Eso, aunado a una educación científica aceptable y crítica, conseguirá resultados mucho mejores que el endeudamiento progresivo de los burócratas. De hecho, ya existen empresas que llevan a cabo viajes espaciales a los pudientes, que podrían abaratarse, como todo, con la competencia y el paso del tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *